30.9.16

Habla Augusto Mora de su novela gráfica sobre el Son Jarocho






































Primera parte de la conversación con el historietista donde detalla su proyecto ambientado en Tlacotalpan y Catemaco. El autor describe cómo descubrió el Son y su posterior interés en plasmar esa cultura veracruzana. Al ser uno de los ganadores de la beca del FONCA un avance salió impreso en el primer tomo del catálogo Narrativa Gráfica: Generación 2014-2015 con el título de "Encuentro en la tormenta".

¿Sobre qué es tu nuevo proyecto?

 La sinopsis sería: Patricio es un pre-adolecente atormentado por la muerte de su madre pues murió al darle a luz. Una tarde encuentra en la vieja casona de su abuelo (ya fallecido) una pista dentro de una jarana, que le dice que la muerte de su madre tiene un motivo y una razón de ser. Obsesionado sale tras las pistas que lo llevan hasta un lugar enclavado en la selva de Los Tuxtlas. Durante el desbordamiento del río Papaloapan descubrirá el misterio que envuelve la muerte de su madre. 

Todo esto tendrá como telón de fondo la cultura jarocha y el Son tradicional del sotavento. 

¿Te refieres a la inundación del 2010?

Sí así es, se desarrolla en ese período. Aunque el Papaloapan se ha inundado varias veces, quiero situar la historia en ese año. También hablaré de otra inundación que hubo en 1944.

¿Cuáles otros lugares de la Cuenca y de Los Tuxtlas aparecerán en tu obra?

Básicamente la historia se desarrolla en Tlacotalpan y Catemaco.
  
¿Por qué escogiste estos lugares para tu trabajo? ¿Qué te llama la atención de ellos? 

El tema principal del proyecto es tratar de explicar que en la naturaleza a veces son necesarias las catástrofes para encontrar un equilibrio natural. Me platicaba Ricardo Perry, productor de Los Cojolites (Son jarocho) que cuando hay inundaciones en la zona de la cuenca es cuando hay mejores cosechas. El protagonista de la historia descubrirá esta parte a través de la cultura y las tradiciones de la región que a final de cuentas son un reflejo de la vida en el campo de la gente que habita esta zona.

Siento una estima especial por el Son Jarocho tradicional, me gusta y además me parece que explica la cosmovisión de la población de esta región. Tlacotalpan lo escogí porque es uno de los lugares más importantes para el Son, pues se hace uno de los encuentros de jaraneros más populares. Catemaco y la región de Los Tuxtlas los escogí porque me parece que son lugares mágicos.

Mi historia es una historia de crecimiento personal pero tiene tintos de realismo mágico. Sobre todo Catemaco es un lugar que me parece conserva esa parte mágica que puede explicar por medio de la mitología esta cuestión de destrucción-vida

¿Será una novela gráfica sobre Son y la magia que aporta cada lugar?

Sí, los personajes están inspirados en el Son Jarocho y retomo algunas cosas de la tradición oral popoluca y de la cultura Olmeca, ah y cabe mencionar que es una novela gráfica dirigida principalmente a un público infantil-juvenil. Aunque no es exclusivo para ese público pero es mi público meta.

¿Es la primera vez que trabajas el tema del Son Jarocho? 

Sí, básicamente sí, aunque siempre me ha gustado y si buscas en algunas tiras de Muerte Querida (en las primeras que salían en MAD) usaba algunos versos del Son Jarocho como intro para la tira. Pero este es mi primer trabajo inspirado en el Son.
  
¿Cómo descubriste esta expresión musical? 

Mi primer acercamiento fue gracias a las transmisiones en vivo de Radio Educación del encuentro de Jaraneros en Tlacotalpan, cambiándole al radio me llamó de inmediato el ritmo y me empezó a interesar el programa. Después de varios encuentros escuchados por esta estación tuve la oportunidad de ir al encuentro con un grupo del INAH, ahí terminé de enamorarme del Son y de toda la cultura que hay a su alrededor: La música, la danza, la comunión y convivencia, los sabores, los colores, el ritmo y la lírica.

Yo soy, digamos un extranjero de la cultura jarocha, llego como defeño a intentar entender el Son y su cultura, lo mismo pasa con el protagonista de mi historia, como un extraño de todas las costumbres de esta región llega a aprender la filosofía por medio de la música.

¿Entonces plasmas tus experiencias con el personaje?
  
No de manera tan evidente y explícita, pero sí de alguna forma imprimo un poco mis experiencias en él. Creo que todos los autores plasman por lo menos un poco de su propia personalidad en sus personajes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario