13.3.15

Entrevista a Bill Watterson



La siguiente traducción es un fragmento de las preguntas realizadas a Bill Watterson por Jenny Robb, profesora que curó la exhibición Exploring Calvin and Hobbes en el Billy Ireland Cartoon Library and Museum, la cual se encuentra impresa en el reciente catálogo homónimo por la editorial Andrews McMeel Publishing.

En esta entrevista el autor habla sobre el inicio de sus lecturas con las tiras cómicas de Pogo y Peanuts, el éxito de sus personajes, la creación de Hobbes entre más detalles que explica a la curadora.



Jenny Robb: ¿Cómo exactamente aprendiste a dibujar caricaturas? ¿Alguna vez tuviste algunas clases o entrenamiento formal en arte? ¿O entrenamiento en dibujar caricaturas?

Bill Watterson: No. No hubo clases en dibujar caricaturas antes. Dibujar caricaturas era lo que hacías para evitar clases. Y eso es divertido: Aunque ciertamente me alegra que las caricaturas están finalmente consiguiendo algo de respeto como un arte, estoy completamente ambivalente por ver las caricaturas como una oferta académica legitima. Si los comics necesitan ser deconstruidos y explicados, algo está mal con ellos.

Encontré un libro de Pogo en quinto grado, en una venta de libros de biblioteca. Lo escogí, pensando que a mi papá podría gustarle, pero terminé guardándolo. A mis padres les había gustado Peanuts y Pogo alrededor de sus años universitarios en la mitad de los 50's. Esas tiras fueron un poquito inquietas por el momento, más intelectual,  nueva y diferente. Creo que los primeros libros de Peanuts que leí estaban tirados alrededor de la casa. Pero por años después, pedí libros de Peanuts para navidad y regalos de cumpleaños, y finalmente acumulé todos los viejos libros de Holt Rinehart1. Cada libro fue un dólar, y recuerdo la agonía de decidir cuál comprar con mi dinero.

Tuve ese libro de Pogo por un rato antes de leerlo. Las caricaturas estaban tan densas y negras con cientos de palabras en cada tira. Era una cosa visualmente opresiva de mirar cuando has crecido con Peanuts. Y creo que las páginas de los comics de periódicos ya habían practicamente cambiado por este punto. Todavía había algunas tiras de continuidad que cuelgan allí que tenían mucho negro, pero la mayoría de los chistes que me gustaban habían seguido el camino de Peanuts hacia la sencillez y el espacio en blanco, especialmente en lo que comenzaron los comics a encogerse. Así que me tomó un par de años antes de que me sentara a seriamente leer Pogo, y no sé que hice de eso al principio, pero los hermosos dibujos me empujaron hasta que aprendí a amar la tira.
Todo esto fue al final de la secundaria.

Peanuts estaba ahí desde el principio, sin embargo. No tenía idea de lo que una rara, extraña tira de Peanuts era. Siendo un niño, sólo tomé su valor aparente. La expresividad de la miseria de Charlie Brown conectada, pero fue Snoopy y lo más fantastico, cosa tonta que realmente me agarró.

JR: ¿Fue Calvin and Hobbes un éxito instantáneo, o creció lentamente? ¿Cuándo supiste qué fue un éxito?

BW: Creo que la tira se lanzó con 35 periódicos. Eso no es un gran comienzo, pero algunos de esos periódicos estaban en ciudades grandes, entonces eso fue bueno. Nosotros ganamos algunos periódicos cada mes----tal vez 5 o 10, no recuerdo exactamente. Nunca supe lo que las expectativas fueron para una tira de comienzo, así que no tenía idea en qué tipo de trayectoria estaba. Las tiras famosas estuvieron en cientos o hasta miles de periódicos, entonces cuando (el sindicato2)  llamaron para decirme entusiasmadamente que estaba arriba de 50 periódicos, vi que era un largo camino hacia el gran momento. Creo que Calvin and Hobbes hizo un progreso saludable ese primer año, pero nada extraordinario.

Las cosas empezaron a despegar más tarde en el segundo año, cuando el primer libro salió. Con cero promoción de mi lado, el libro llegó de alguna manera a las listas de los más vendidos y se mantuvo ahí todo el año. El sindicato volvió a imprimir nuevas ediciones. El siguiente libro salió a un año más tarde y casi hicieron la misma cosa. Los editores de periódicos se pusieron más valientes cuando vieron los libros moviéndose. Eso fue cuando los periódicos realmente empezaron firmando y los números comenzaron a incrementar.

JR: ¿Cómo desarrollaste el diseño de la tira y el fondo, y cómo cambió a través de los años?

BW: Si fuera a venir con una tira ahora, probablemente pasaría algo de tiempo diseñando los mayores elementos, con el fin de tener un sentido visual del mundo de la tira para segurar que los personajes están atractivos y bien animados. No recuerdo hacer mucho de eso, sin embargo, ya que era más probable que la presentación finalizaría en la basura por el siguiente mes. Sólo llegaría con algo e iría con eso. No llené libretas con estudios de personajes ni nada de eso.

Mientras Calvin and Hobbes continuó, la escritura empujó los dibujos dentro de una mayor complejidad. Uno de los chistes que realmente me gusta es que las fantasías son dibujadas más realistas que en la realidad, ya que dice mucho sobre lo que está pasando en la cabeza de Calvin. Entonces eso, y mi interés en crear un sentido vivo de animación, que me forzó a empujar lo más plano, más caricaturizado y diseños sueltos empecé con una más tridimensional concepción de la forma y espacio. Si yo quería dibujar a Calvin desde un ángulo de cámara impar, tuve que visualizarlo en un tipo escultórico, así que podría dibujarlo. Eso es cuando descubres que la taquigrafía zigzag de su cabello no funciona en perspectiva muy bien. O encuentras que sus diminutas piernas son difíciles de hacerlas correr, porque casi no tienen rodillas. Inventas soluciones a este tipo de problemas, y eso gradualmente cambia la apariencia de la tira.

Otro factor fue que simplemente mejoré en dibujar mientras pasaba el tiempo, así que quise tirar todo lo que yo era capaz de hacer. Seguí tratando de empujar el arte tanto como pude, porque dibujar era la parte divertida. Estuve ansioso por seguir elevando el nivel y descubrir que más podría ser capaz de hacer con la tira. Al final, tuve una especie de línea de pincel caligráfico que me gustó y estuve muy feliz con el aspecto de la tira. Parecía que lo tenía en mi cabeza.

JR: ¿En el principio, por qué decidiste hacer un tigre como animal de peluche para Calvin contra un oso o algún otro animal? ¿Fue esa una razón particular?

BW: Creo que no había una gran cantidad de pensamiento en eso tampoco. Busqué algo menos convencional que un oso. Para Calvin, debió ser un poco inusual. Pero probablemente pasé todo por cinco minutos pensado en eso. Una vez que llegué a un tigre, por supuesto fue grandioso----los gatos y yo tenemos una cierta relación, así que fue un ajuste muy natural para mí. Tal vez Hobbes podría haber sido cualquier otro animal, pero llegó como un gato grande, y eso expandió mi conexión con él. Hobbes fue mi alter-ego como Calvin lo fue.

JR: ¿Te sorprendió que la tira continua disfrutando de tan inmensa popularidad tanto tiempo después que dejaste de publicarla, y tienes alguna idea sobre por qué ha tenido tal impacto duradero?

BW: Parece que lo menos que hago y digo, lo mejor le gusta a todos mi trabajo (risas). Así que, no, no lo entiendo en absoluto.

Honestamente asumí que los libros saldrían de impresión dentro de algunos años, una vez que no tuvieron la tira en el periódico para crear el lectorado para ellos. Pero la gente siguió comprando los libros de todas maneras, y ahora los padres están mostrándoselos a sus hijos, y una nueva generación está llegando a la lectura. Eso es algo que nunca anticipé en absoluto.

En cuanto a por qué eso sigue hablando a la gente, realmente no lo sé. Siempre traté de hacer la tira entretenida en distintos niveles, por lo que un aspecto podría apelar incluso si otros no lo hacen. Pero realmente, estuve escribiendo para divertir a Melissa (mi esposa) y a mí mismo. Eso es por lo que entiendo.

1.  Editorial encargada de las recopilaciones impresas de la tira cómica.
2. United Feature Sindicated, empresa dedicada a distribuir tiras cómicas en diarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario